domingo, 11 de julio de 2010

Cántame una canción en un parqueadero

Es la hora perfecta para que tu boca toque mi oído y cante,
A través de un túnel, con su melodía triste
Hacia mi media noche

Siempre el cielo es un terreno baldío para los amantes. Y
Siempre mi oído dispuesto, siempre tu boca confusa.
Cántame una canción
Dibuja un aura sobre tu pecho

Soy el amante perfecto para la noche que buscas
Despacio se cierran tus parpados palpando,
solo imagina
a mi oído en la soledad de pedazos

Tu esparces.

1 comentario:

Firulo dijo...

Hola hormiguina, no te enojes así.
Soy argentino y el texto (poema es demasiado palabra para esto) no era contra los musulmanes sino contra el fundamentalismo todo.
La intención era criticarlo con eso que llaman sarcasmo.
Pero si eso no se nota genera el efecto contrario.
Qué riesgo.
Prefiero correrlo igualmente.
Es que me encanta el sarcasmo.

Saludo